Go to Top

Get Your Dreams Done

Pitch de Miguel Torres en la Final Global del 1776 Chalenge Cup en Washington

Con alegría podemos observar que hay un incremento de personas involucradas en impulsar el emprendimiento dinámico en algunas ciudades del Ecuador. Una serie de espacios de coworking, incubadoras y programas de apoyo al emprendedor han aparecido en los últimos años. Así mismo eventos, concursos, capacitaciones y empresas consultoras en temas de modelos de negocios, design thinking, marketing digital, y muchos otros se han multiplicado especialmente en Quito, Guayaquil y Cuenca. Toda esta actividad es positiva para el desarrollo de la cultura de la innovación, pero de acuerdo a expertos como Donna Harris, cofundadora de 1776 y Ex-directora de Startup America, para medir el éxito del ecosistema emprendedor de una ciudad debemos usar algunas métricas importantes como:

  • densidad de startups innovadoras proporcional al tamaño de la ciudad
  • percepción de los emprendedores de que el ecosistema realmente les ayuda a crecer su negocio
  • fuerza laboral con conocimiento en industrias especializadas y con las habilidades técnicas para construir productos digitales y adaptarlos a las necesidades de cada sector
  • liberación del capital que se invierte en sectores tradicionales hacia startups innovadoras
  • apertura de las ciudades a nuevas formas de hacer negocios
  • calidad de vida favorable a las necesidades de un emprendedor innovador
  • clusters fuertes en algunos sectores dispuestos a integrarse a la nueva ola de startups

Si medimos estos indicadores más que la cantidad de actores que apoyan el emprendimiento, veremos que todos  (gobierno, sector privado, universidades y actores sociales) aún tenemos mucho trabajo por hacer.  Ciertamente el trabajo que se hace motivando a emprender y destacando el estilo de vida del emprendedor es importante para movernos hacia adelante.   Sin embargo, de acuerdo al GEM (Global Entrepreneurship Monitor), Ecuador es un país donde ya el 46.3% de la población manifiesta un deseo de emprender, el 61.6% ve el emprender como una opción de carrera y el 72.2% cree que tiene las competencias para hacerlo. Por lo tanto la tarea pendiente más importante no es la de motivar o convencer de las bondades de emprender sino la de construir realmente  actitudes, competencias, conexiones y recursos que lleven a la realidad  startups potentes, involucrando los capitales existentes en invertir en ellas y conectando al talento universitario y los clusters empresariales  alrededor de la innovación.  Mientras más nos enfoquemos en el crecimiento internacional de las startups y su integración con las industrias y capitales establecidos, más cerca estaremos de tener ciudades con comunidades vibrantes de innovación.

shippify_logo_big

Por eso quiero destacar la enorme importancia de una empresa que surgió por encima de las limitaciones de nuestro entorno y que ha pensado en su emprendimiento como una solución para el mundo ejecutada desde diferentes partes del mundo: La empresa  Shippify (http://www.shippify.co) que aplica tecnología para  resolver problemas logísticos.

Los logros de Shippify no solo nos hacen sentir orgullosos como ecuatorianos, sino que nos dan una lección importante para todos los que queremos un país orientado a la innovación: La ejecución y los resultados son los que te permiten alcanzar los sueños.  Su mantra en inglés “GET SHIP DONE”, se refiere a su misión de cumplir con la entrega de los paquetes de sus clientes. Los cofundadores Miguel Torres y Luis Loaiza están enfocados más en los resultados que en la gloria, más en satisfacer al cliente que en los que alaban su éxito y más en la excelencia de su equipo que en disfrutar del dinero. Y eso es lo que refleja la ejecución de su negocio con un modelo de economía compartida que opera en Bello Horizonte, Sao Paolo , Santiago y Guayaquil realizando más de 27.000 entregas mensuales y proporcionando ingresos a más de 7.000 “shippers” o entregadores en dichas ciudades. El desarrollo tecnológico se hizo en Ecuador, su operación comenzó en Brasil pero  compiten en diferentes lugares para llevar su solución al resto del planeta.

Es así como luego de ganar el Challenge Cup Guayaquil, Shippify llegó a ser seleccionada el 10 de Junio en Washington entre las 4 mejores de 3.000 startups en todo el mundo en la final global del  1776 Challenge Cup.  Esta es una de las competencias más exigentes a nivel mundial enfocada en resolver los problemas más apremiantes de la humanidad en áreas como  salud, alimentación, educación, ciudades inteligentes y energía. Participaron empresas como dot (http://www.dotincorp.com), que produce un reloj digital para ciegos en el que pueden “leer” twits y fotos en línea con más de 70.000 preórdenes recibidas y que ni siquiera fue seleccionada entre los finalistas. Tampoco fue seleccionada dash (https://dash.by) que es una empresa que tiene acuerdos con empresas e instituciones como el departamento de transporte de Nueva York y que ofrece un dispositivo para autos que permite a las aseguradoras ofrecer descuentos a conductores que estén dispuestos a que un dispositivo registre variables de como conduce.  El que estas empresas no lograran estar entre las 8 mejores, nos indica la categoría de las que compartieron los 4 primeros puestos junto a Shippify:  Prima Temp, MUrgency y Toast.    Empresas con patentes, ventas internacionales, inversión y muchos otros logros.    Muchos de los 60 participantes que llegaron a la instancia final están apoyadas por aceleradoras prestigiosas y por inversiones que llegan en algunos casos a varios millones de dólares.  Eso da una idea de la dimensión de esta competencia y de lo grande del logro alcanzado por Luis y Miguel y todo su equipo de trabajo. Shippify es una empresa que además de la visión de sus fundadores, combina el talento tecnológico y operativo para producir un crecimiento explosivo y una propuesta de valor única en el mundo que los está llevando a conseguir inversión en el exterior para su expansión.

Por cierto,  durante los dos minutos de su “pitch” (exposición)  en la final del concurso ofrecieron su camiseta en línea llegando a tener más de 350 pedidos.    El lema impreso en la camiseta va más allá  de la genialidad de una frase que se parece a otra muy popular en EEUU.   Representa el empuje de cumplir el compromiso con sus clientes, de resolver problemas, de ejecutar su sueño.   Si lo tomamos prestado y lo aplicamos a lo que quisiéramos que logren todas las startups que sueñan con comerse el mundo desde Ecuador, tendríamos un lema no original pero si poderoso:  Get Your Dreams Done

IMG_5914

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

 
'